Mi hijo es muy nervioso…¿es hiperactivo?

hiperactividadEl trastorno por déficit de atención con hiperactividad es uno de los trastornos  psicológicos más comunes en la infancia y la adolescencia. Los últimos estudios hablan de que hasta un 6% de los niños en edad escolar presentan TDAH, por lo tanto, no resulta extraño encontrar algún niño con dicho trastorno en un aula de educación primaria o secundaria.     

            Con frecuencia se expresa coloquialmente: “este niño es hiperactivo”, para referirse a un niño nervioso e inquieto. La cuestión no es tan simple y verdaderamente, a pesar de que el exceso de movilidad suele ser uno de los signos más alarmantes y molestos del trastorno hiperactivo, no es lo más preocupante. Es imprescindible valorar y atender de qué manera y en qué ámbitos repercuten éste y otros síntomas específicos del TDAH.

La etiología de este trastorno es desconocida, pero sí se sabe que es un trastorno hiperactividad3de origen biológico y con un fuerte componente genético. El entorno puede influir en la mayor gravedad de los síntomas, en un peor pronóstico del TDAH y en el aumento del riesgo de presentar problemas asociados de índole emocional, conductual y/o de aprendizaje, pero en ningún caso se considera origen del trastorno.

Generalmente son los padres quienes manifiestan las dificultades para seguir el comportamiento de su hijo, aunque cada vez es más frecuente que sean los profesores los que detecten el problema al observar que su alumno no sigue el ritmo esperado y presenta graves problemas de conducta en el aula. Hasta los tres años de edad no se suelen identificar los problemas de conducta.

Es fundamental que ante la presencia de cualquier síntoma que nos haga hiperactividad2sospechar del la aparición del trastorno, el educador ya sean los padres o el profesor derive a un profesional experto en TDAH (médico de familia, pediatra, psiquiatra infantil o neurólogo y/o psicólogo especializado en el trastorno) para la realización de un diagnóstico preciso seguida de una pronta y correcta intervención. Pero para ello hay que conocerlo y la formación en este aspecto no es muy rigorosa, en la mayoría de los casos.

El abordaje multifactorial, por parte del psicólogo y el médico de familia o pediatra no sólo con el niño, sino con su familia supone una gran posibilidad de éxito. Por ello queremos invitarte a conocernos y conocer mejor lo que hacemos en nuestra unidad. ¿Te apuntas?

Maribel Ramírez Puerta

Licenciada en Psicología. maribel

Doctorado en “Estrategias Cognitivas: Cognición, Emoción y Estrés”. Postgrado en Técnicas de Psicodiagnóstico.

Especialista en Técnicas Gestálticas de Psicoterapia, Terapia de pareja, Sexualidad y Sistema Familiar.

Especialista en TDA/H ver mas

 

Escribe y pulsa Enter para buscar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies